CUMBRE POR LA IGLESIA DEL FUTURO

Un encuentro para imaginar un futuro anabautista para la Iglesia Menonita de EE. UU. #MennoFCS

 

“Siento que hemos perdido nuestra visión, que necesita ser reavivada. Vine a esta iglesia para ser parte de una narrativa distinta, un movimiento contracultural que se opone a la cristiandad y que sigue a un Jesús radical. Los primeros anabautistas eligieron ser radicales y no asimilarse a la cultura ni al espíritu de la época. Necesitamos volver al principio —a nuestra teología de la reforma radical— y reavivar una visión anabautista en nuestro propio contexto”.
—Hyun Hur, cofundador y director de ReconciliAsian en Pasadena, California, hablando en la primera reunión de planificación para la inminente Cumbre por el Futuro de la Iglesia, un encuentro para imaginar un futuro anabautista para la Iglesia Menonita de EE. UU. 

 

La Cumbre por la Iglesia del Futuro será un espacio abierto de generación para que todos los que componemos la denominación conversemos, soñemos juntos, restablezcamos prioridades y nos alentemos unos a otros a abordar una pregunta particular: ¿cómo seguiremos a Jesús como anabautistas en el siglo XXI?

 

¿QUIÉNES PUEDEN PARTICIPAR?
El equipo diseñador y el personal de la convención están trabajando mediante esfuerzos deliberados para garantizar que la cumbre sea lo más representativa e inclusiva posible en términos de la diversidad que existe en la denominación. Todos los delegados inscritos —representantes de congregaciones menonitas, conferencias regionales y grupos raciales/étnicos de todo el país— serán automáticamente participantes de la Cumbre por la Iglesia del Futuro. Como participantes tanto de la asamblea de delegados como de la Cumbre por la Iglesia del Futuro, los delegados que estarán en Orlando tendrán que desempeñar un rol particularmente importante, ya que estarán forjando el futuro de la iglesia.
Hay muchas personas en todos los niveles de la iglesia que están a cargo de llevar a cabo los mandatos y decisiones del cuerpo de delegados. Como parte de la Cumbre por la Iglesia del Futuro, estamos invitando a aquellos interesados en ser parte del proceso a trabajar junto al cuerpo de delegados con el fin de darle forma a las comprensiones, ideas y prioridades emergentes generadas. El proceso deberá incluir a un 70% de delegados y un 30% de otros participantes.
El equipo diseñador ha contemplado más de 19 categorías de otros participantes que deberían ser parte de la Cumbre por la Iglesia del Futuro. Si bien ningún proceso es inclusivo en un cien por ciento, queremos un proceso bien diseñado que represente la anchura y la profundidad de la Iglesia Menonita de EE. UU.

Entidades de control y respaldo:

 

¿CÓMO FUNCIONA?

La Cumbre por la Iglesia del Futuro se llevará a cabo del 6 al 8 de julio durante la Convención de Orlando 2017 de la Iglesia Menonita de EE. UU. Luego de una sesión interrumpida de cuatro horas de la asamblea de delegados para tratar temas esenciales (incluyendo la consideración de una resolución revisada sobre Israel/Palestina presentada por delegados en Kansas City en 2015), aproximadamente 300 personas más se unirán al cuerpo oficial de delegados para la Cumbre por la Iglesia del Futuro.

En la cumbre se generará una cronología de acontecimientos claves, puntos de inflexión y desarrollos en la Iglesia Menonita para identificar y reflexionar sobre los legados históricos de la denominación, evaluando dónde se encuentra la iglesia hoy y hacia dónde se dirige. Las conversaciones de las mesas de trabajo incluirán entrevistas de indagación apreciativa y emplearán el modelo de World Café para el diálogo colaborativo. Además, la cumbre incluirá un tiempo para entrevistas de “velocidad en red” realizadas a participantes de la convención, con un énfasis especial en recopilar aportes de juveniles y adultos jóvenes. Habrá equipos capacitados y equipados para escuchar y recolectar los aportes de las mesas de trabajo, sintetizando ideas que luego volverán al plenario. Estos “equipos de temas” incluirán a distintas clases de artistas, tales como los que emplean la poesía, la música y las artes visuales, con el fin de generar respuestas a las ideas y los temas que vayan surgiendo.
The Large Group Intervention (LGI) Approach – Overview

Use of Large Group Intervention (5 minutes)

Large Group Intervention Approach (6 minutes)

Large Group Change Process for CLC presented by Glen Guyton (30 minutes)

The Role of the Theme Team

 

¿CUÁL SERÁ EL RESULTADO?

La cumbre de Orlando será el primer paso de un proceso en desarrollo que continuará a lo largo del próximo bienio. Los líderes e instituciones denominacionales —incluyendo a todas las agencias de la iglesia, la junta ejecutiva y el personal— utilizarán la visión generada en la cumbre para darle nueva forma a las prioridades denominacionales y reestructurar su trabajo.

El equipo diseñador confía en que la cumbre producirá:

 

El resultado anticipado será un documento que reunirá las ideas y prioridades convergentes que han surgido en el proceso a través de las deliberaciones, incluyendo lo que los participantes hayan expresado en relación con sus preferencias personales a través de la tecnología interactiva de votación.

La reunión formal de la asamblea de delegados que se llevará a cabo inmediatamente después de finalizada la cumbre brindará una oportunidad de ratificar o rechazar los resultados de la cumbre. En el caso de ser ratificados por los delegados, los resultados de la Cumbre por la Iglesia del Futuro deberán ser llevados adelante en múltiples secciones para otorgarles vida más allá de la convención de Orlando. La ratificación podría guiar específicamente las prioridades de la junta ejecutiva y darles forma a las resoluciones del cuerpo de delegados en futuras asambleas.

 

 

ENVÍE SU SOLICITUD PARA PARTICIPAR:

Los participantes adicionales de la cumbre harán un proceso de inscripción distinto y deberán ser nominados y/o supervisados por una entidad vinculada a la Iglesia Menonita de EE. UU. El número de participantes no delegados tendrá un límite, con el fin de mantener una proporción aproximada de un 70% de delegados y un 30% de no delegados.