David Araujo

No sé si han escuchado la frase: “el amor de Dios no tiene fronteras”. Dichas palabras resumen la postura de la Iglesia Menonita de EE. UU., en relación al gran reto que presenta el actual sistema disfuncional de inmigración. El simple hecho de que una ley sea implementada en el país, no necesariamente significa que la ley sea buena y mucho menos que Dios apruebe de ella. Es por esta razón que no nos atrevemos a darle la espalda a nuestros hermanos indocumentados.

Esta es la tensión que existe en las mentes y corazones de muchos cristianos, incluyendo nuestro pueblo Menonita. Deseamos ser fieles a las exigencias del reino de Dios y al mismo tiempo reconocemos nuestras responsabilidades en este mundo en el cual somos peregrinos.

La enseñanza bíblica de la existencia de dos reinos en conflicto está bien atestiguada a través de las Sagradas Escrituras. En San Juan 8:23 vemos que Jesús dirigió sus palabras hacia los fariseos diciéndoles: “Ustedes son de aquí abajo; yo soy de allá arriba. Ustedes son de este mundo; yo no soy de este mundo”. Estas palabras y muchos versos más, junto con la declaración del Apóstol Pablo en Filipenses 3:20, donde dice, “En cambio, nosotros somos ciudadanos del cielo, de donde anhelamos recibir al Salvador, al Señor Jesucristo”, afirman la existencia de dos mundos, dos reinos en conflicto.

Quizás usted también se encuentre luchando con estas preguntas sobre como ser buen ciudadano del reino de Dios y al mismo tiempo, como ser buen residente/peregrino en este mundo de leyes, responsabilidades cívicas y necesidades sociales. Afortunadamente, en la convención de la Iglesia Menonita de EE. UU. en Phoenix, Arizona, habrá oportunidad para explorar a fondo este tema y aprender como podemos ser sanados por la esperanza que acompaña la inminente realización del reino de Dios.

Por ejemplo, una de las lecciones de aprendizaje que será ofrecida en Phoenix 2013 se titula: Nuestro Dios es Indocumentado. En esta presentación obtendremos una clara perspectiva bíblica sobre como dar hospitalidad y bienvenida al inmigrante o extranjero en nuestra comunidad. Esta enseñanza dinámica será presentada por el teólogo Ched Myers, erudito bíblico, educador popular y activista de justicia social. La enseñanza Nuestro Dios es Indocumentado es una de las múltiples oportunidades de aprender sobre el reino de Dios, asuntos de inmigración, y la hospitalidad hacia los extranjeros, según el testimonio de la palabra de Dios.

Regístrese para asistir a Phoenix 2013 y no pierda esta excelente oportunidad de aprender, tener compañerísmo con otros hermanos y hermanas, y ser informado sobre temas de gran relevancia a nuestra comunidad. ¡Nos vemos en Phoenix 2013!

David Araujo es pastor de la Iglesia Menonita del Buen Pastor en Goshen, Indiana. Nació en Guadalajara, Jalisco, México, el 15 de abril de 1972. David está casado con Sonia N. Araujo y ha sido bendecido con tres preciosos hijos, Samuel (12), Kevin (10) y Krystal (10). David también está sirviendo la Iglesia Menonita de EE. UU. como coordinador de interpretación para la convención en Phoenix este julio.